Requisitos para ser una persona normal (o no)

Leticia Dolera intenta descubrir cómo es ser una persona normal en su primera película como directora

Los 30, esa edad en la que se supone que tu vida debería ser exactamente cómo la habías diseñado. El trabajo que idealizaste, la pareja perfecta, un hogar monísimo, incluso algún retoño. La vida de una persona normal, ¿no? Entonces un día, ocurre que pasas esa línea y te das cuenta de que tanta idealización era más una barrera que una meta.

La sociedad te hace preguntas, lo demás cuestionan cada decisión que tomas y tu abuela te vuelve a soltar eso de “¿y no podrías buscarte trabajo en un banco?”.

Esta noche La 2 está emitiendo por primera vez en abierto Requisitos para ser una persona normal, ópera prima de Leticia Dolera.

Formalmente Requisitos... es una comedia romántica naïf con influencias del más puro estilo indie americano, una fotografía cuidadísima y una estructural argumental clásica, con un final predecible, como es propio de este género.

Pero la grandeza de esta película radica en la fuerza de sus personajes, al margen de estereotipos. Maria de las Montañas, la protagonista, interpretada por la propia directora, representa esa treintañera que busca encarecidamente cumplir una serie de requisitos (casa, trabajo, amistades…) para poder tener una vida “normal” (sea lo que sea eso) y así conseguir la tan ansiada felicidad.

En su camino se cruza Borja, un simpático gallego pelirrojo con unos quilitos de más, que también intenta llegar a la normalidad, esta vez en forma de cuerpo esbelto.

Completan el reparto una madre vendedora de tupper wares que experimenta los placeres de la marihuana con sus amigas mientras intenta exteriorizar el dolor enquistado con el paso de los años. Un hermano fan de crepúsculo y gay (¡ah! también tiene síndrome de down, pero es no es relevante), sin duda el personaje con las ideas más claras de todo el film. Y, por supuesto, la amiga del colegio reencontrada que introduce a Maria de las Montañas en su círculo y le presenta a su futuro candidato a novio, estos sí, todos muy convencionales, perdón, quería decir normales.

Pero, ¿qué es ser normal? ¿Ser todo aquello que nos han dicho que debemos ser?, ¿tener todo aquello que se supone que nos va a dar la felicidad?, ¿encajar en ambientes que nos resultan hostiles?… Encajar… Requisitos es un canto a la libertad de todas aquellas personas que en algún momento hemos sentido que no encajábamos, a elegir tu propia vida, a hacer exactamente aquello que te haga feliz, lo apruebe (o no) quien lo apruebe, le guste (o no) a quién le guste…

Los protagonistas emprenden un camino hacia la felicidad idealizada para, juntos, darse cuenta de que la felicidad son ellos mismos.

Disfrutad de esta película y, sobre todo, ¡NO SEÁIS NORMALES! ¡SED VOSOTROS MISMOS!

Deja un comentario