Y si canto en mi coche, What’s up?

Viernes tarde, la ciudad para mí y en la radio del coche suena cualquier cosa, ¿cualquier cosa? What’s up? Volumen a tope y ¡a desgañitarse se ha dicho! Llego a mi destino, aparco pero no quiero bajar del coche, I said hey, what’s going on? 

Cinturón fuera y a bailonguear se ha dicho, exagerados pero decididos movimientos de brazos y cabeza… And I say hey, heeeeeeeeeeeeyyy heeee… eh? ¿Qué hace ese hombre ahí? Parado al lado de su coche, con su hija dentro, sentada en la sillita, esperan a mamá, supongo. Había abandonado la función de vigilante de su pequeña, estupefacto, como una estatua sin quitarme ojo de encima desde el otro lado de la ventanilla, con cara de “un manicomio para esta persona, por favor”.

Después de ese paralizante momento de “mierda, me han pillado” solo había una cosa que podía hacer: And I try, oh my god do I try
I try all the time, in this institution… ¡seguir cantando y bailando! Un desconocido no me va a interrumpir un TE-MA-ZO como este de 4 Non Blondes.

And I pray, oh my god do I pray
I pray every single day
For a revolution.

Deja un comentario