“Mi querida teta rota”, oda a la lucha

Camino a la cocina cual bailarina de claqué. Ayer, por fin, rompí el hielo. Una semana trabajando aquí y había sido incapaz de compartir un café con mis nuevos compañeros. Socializar no es lo mío, veo ese vínculo cómplice entre ellos y… “¡Ah! Ahora es buen momento para intervenir. ¡Mierda! Se me han adelantado…”. Pero no fue mal, me sentí una más.

Oigo risas desternillares al otro lado de la puerta. ¡Allá vamos!

Miran la mesa y señalan como si un imán los atrajese.

  • ¡Horrible!
  • Parece un tío…
  • ¡Parece SU tío!
  • Ella es el hombre y su novio la chica, ¡AS-CO!

Por fin alguien levanta la vista de la presa:

  • ¡Ey! Mira qué grotesco, da grima mirar más de 5 segundos seguidos.

Entonces descubro el objetivo, una atrevida modelo muestra su mastectomía en portada. Recuerdo aquella frase, creo de Carrie Fisher (sí, la Princesa Leia): “Coge tu corazón roto y conviértelo en arte”. Exactamente, aquello era ARTE, belleza enraizada en el dolor.

Por supuesto, mis labios, traidores en busca de aceptación superficial, solo balbucearon una burla facilona:

  • Para darte tanta grima la miras bastante.

Siguieron las risas.

Esa noche, frente al espejo, dejé resbalar el albornoz hacia mis pies y, por primera vez, miré a los ojos a mi pecho resquebrajado, como aquel jarrón roto que mamá pegó con superglú. “¡Aquí no se tira nada, niña!”. Recorrí con las yemas vírgenes de mis dedos cada milímetro de mi cicatriz, cada punto de sutura… “¡Sí, mañana iré a trabajar sin peluca!”

***

Escribí este texto hace unos meses inspirándome en Bimba, en David y en todas las personas que bregan con enfermedades injustamente. El Delfín y su eterna musa son BELLEZA, son ARTE y nos han enseñado a amar la diferencia.

La gente muere, pero nos quedan su esencia, su energía y su legado. Hoy escribo estas líneas con le repiqueteo de las gotas de lluvia en el cristal, el cielo te está reclamando David. Nos enseñaste que se puede hacer belleza de cualquier cosa, incluso de las heridas. Sobre todo de las heridas. Separaste tus paletas para simbolizar el alejamiento con tu padre cuando éste murió, ahora todos tenemos las paletas un poco más separadas por ti.

Por siempre, #davidelfinforever #bimbaforever

Deja un comentario